juegos de azar en Perú
casinos en peru

Los juegos de azar en Perú tienen toda una historia detrás, tienen generaciones y cambios que revolucionaron el mundo del rubro del entretenimiento. Juegos que marcaron una época para muchos apostadores y, para muchos de ellos, es significado de nostalgia recordar esos tiempos. Por ello, en este artículo, repasamos un poco sobre la historia de los juegos de azar en Perú.

Los juegos de azar en las antiguas civilizaciones

Las apuestas en las antiguas civilizaciones peruanas tenían un papel significativo en la vida cotidiana y se practicaban en diversas formas. En particular, los Incas, que fueron una de las civilizaciones más destacadas en la región. Y es que tenían una cultura de juego y apuestas bien desarrollada.

Una de las formas más comunes de apuestas en las antiguas civilizaciones peruanas era el juego de dados. Sin embargo, había uno en especial, llamado Pichca.

Pichca, el juego de azar inca

Según los testimonios de los cronistas y expertos en la cultura incaica, el pichca era un juego muy popular entre los hombres, en el cual se apostaban animales y tierras fértiles, especialmente durante la época de cosecha.

Este juego de azar gozaba de gran popularidad en toda la civilización sudamericana, desde los campesinos hasta los líderes de las aldeas y los señores incas. Incluso se especula que formaba parte de las estrategias de control y relaciones políticas de los incas con otras comunidades. Esto se debe a que la incertidumbre del azar les permitía ejercer un pragmatismo y consolidarse como líderes de la región.


Es relevante destacar este punto, ya que la palabra pichca tiene el significado de “5” en quechua, mientras que quechu (derivado de quechucague) es una palabra de origen mapudungun que también significa “5”. Se especula que estos nombres fueron asignados en relación a las caras de los dados y la forma de cruz.

Los dados utilizados en el juego tenían una forma piramidal y presentaban cuatro lados con líneas paralelas en cada una de sus caras. Estas líneas se distribuían en orden ascendente del uno al cuatro, mientras que en la punta del dado se encontraba un grabado en forma de cruz. Esta representaba el valor máximo de cinco puntos.

Otros juegos de azar inca

Además de los juegos de azar, las apuestas también se realizaban en competiciones deportivas y eventos ceremoniales. Por ejemplo, en las festividades dedicadas al dios Inti (dios del sol). Estas eran por ejemplo carreras de relevos en las que se apostaba a los corredores o a los equipos participantes.

Es importante destacar que las apuestas en las antiguas civilizaciones peruanas no se limitaban solo al entretenimiento, sino que también tenían un trasfondo social y religioso. A menudo, las apuestas se realizaban como ofrendas a los dioses o como parte de rituales y ceremonias importantes.

Aparición de los primeros casinos y casas de juegos de azar en Perú


La historia de los Casinos peruanos se remonta al año 1979, fecha en la cual se promulgó el Decreto Ley Nº22515. En este dispositivo introduce por primera vez el procedimiento para el otorgamiento de una concesión para la explotación de Casinos. No obstante, no es hasta el año 1991 que se abre la primera Sala de Juegos en el distrito de San Borja.

Desde ese momento, los peruanos disfrutan de los juegos de azar en establecimientos físicos. Esto, hasta hace muy poco, eran los favoritos. Sin embargo, este “boom” de los juegos de azar y de ir a los casinos por diversión se volvió toda una moda, tanto así que el rubro de entretenimiento en el Perú estuvo en auge total.

Producto de ello, es que en el año 2008 se dio otro fenómeno que revolucionaría por completo el mundo de los casinos en el Perú. Se dio la aparición de los casinos en línea, cuando la marca pionera Betsson arribó al Perú con su propuesta de Apuestas Deportivas y Casino Online. La innovación que estos presentaron transformó por completo al sector. Hoy, los jugadores de nuestro país eligen más esta alternativa de ocio.

Es así que Perú se convirtió en un país atractivo para las empresas internacionales. Tanto así que entraron marcas a hacerle competencia a Betsson en el mercado nacional. Tal es el caso de por ejemplo Inkabet, Apuesta Total y Betsafe.

Todas estas marcas, incluyendo a Betsson son conocidas principalmente por sus campañas publicitarias de Apuestas Deportivas Online. Sin embargo también ofrecen muy buenos productos de juegos de azar online. Tales como los tragamonedas y juegos de mesa en tiempo real .

¿Qué cambios ha experimentado el sector a lo largo del tiempo?

A lo largo del tiempo, ha habido una serie de cambios en el sector de los casinos en Perú. En los últimos años, el gobierno peruano ha tomado diversas medidas para regular y fortalecer la seguridad y protección al consumidor en este ámbito.

Estas medidas han incluido la promulgación de una nueva ley que regula el juego en línea. Tales como la implementación de sistemas de control para asegurar el cumplimiento de las normativas establecidas. La ley en cuestión es la número 30563, la cual fue promulgada en 2014. Además, los casinos también han mejorado sus servicios con el fin de proporcionar una experiencia de juego más segura y entretenida.

Las principales tendencias de hoy en día en la industria de casinos en Perú

En los últimos tiempos, ha habido un notable crecimiento en la industria del juego en Perú. Este crecimiento se atribuye principalmente al aumento en el uso de dispositivos móviles y a la mayor disponibilidad de conexiones a Internet. Estas tendencias han permitido que los jugadores accedan a una amplia gama de juegos.

Además, la proliferación de diversas plataformas ha contribuido al crecimiento del mercado local. Otra influencia destacada es el avance de tecnologías como la realidad virtual y la realidad aumentada. Son estas que están abriendo nuevas formas de interacción para los jugadores en sus entornos virtuales.

Por último, la industria ha presenciado un resurgimiento en la popularidad de los deportes electrónicos (eSports). Esto ha llevado a muchos jugadores peruanos a participar en competiciones a nivel internacional.